Centro de Otorrinolaringología y Clínica de Implante Coclear Dr. Batista

Diagnósticos en Otorrinolaringología

Nasofibrolaringoscopía

Es un examen que no debe faltar en la evaluación de todo paciente con trastornos de la voz y que siempre debe acompañar a una estroboscopia laríngea. Se realiza con un endoscopio flexible introducido través de las fosas nasales . Esto permite al paciente cerrar y abrir la boca durante el procedimiento, lo cual es ideal para cumplir ciertas tareas que el examinador le solicita durante el examen. Su paso por las fosas nasales y faringe permite además evaluar cavidades y estructuras comprometidas en el proceso de resonancia vocal.

Existe una tendencia general a realizar esta endoscopia laríngea a través de la boca con un endoscopio rígido de 70°, pero al igual que con el lente durante la estroboscopia laríngea y con un espejo laríngeo durante una laringoscopia indirecta, requiere de una tracción anterior de la lengua, lo
que impide analizar adecuadamente ciertas acciones que cumple la laringe. Con el endoscopio flexible se puede evaluar adecuadamente el estado general de la laringe, la movilidad de los cartílagos aritenoides y pliegues vocales, y la actividad de las estructuras supra glóticas, en actividades de la laringe como el canto, silbar, toser, deglutir, etc.

Nasosinuscopía

Examen del interior de la nariz con un nasoscopio. Un nasoscopio es un instrumento con forma de tubo delgado con una luz y una lente para ver.
Asimismo, puede tener una herramienta para tomar biopsias  para determinar si hay signos de enfermedad. También se llama rinoscopia.

Otoscopía

Es la evaluación del oído utilizando un instrumento denominado otoscopio. Este procedimiento permite visualizar el conducto auditivo externo (CAE) y en su fondo, la membrana del tímpano y con ello efectuar el diagnóstico por visión directa de distintas patologías. El examen del oído también sirve para monitorizar la efectividad de cualquier tratamiento que se haya indicado para algún problema del oído.

Es una prueba rutinaria que se realiza en medio ambulatorio, indolora, cuya realización apenas lleva unos minutos y no requiere ningún tipo de preparación por parte del paciente.

Telelaringoscopía

La laringoscopia consiste la visualización de la laringe y de las cuerdas vocales mediante el empleo de un laringoscopio. El laringoscopio es un instrumento de diagnóstico empleado en el campo de la Otorrinolaringología y la Foniatría formado por un sistema óptico (un espejo o una fibra óptica) y una fuente de luz (externa o por fibra óptica).

En función del tipo de laringoscopio utilizado, la técnica laringoscópica la podemos clasificar

Laringoscopia indirecta: la exploración serealiza mediante el uso de diferentes instrumentos quepermiten la visualización de la laringe y de las cuerdasvocales de forma indirecta. Dentro de este tipo, laslaringoscopias más comúmente empleadas son:    laringoscopia refleja (se basa en el uso deunos espejos colocados en el interior de la boca y deuna fuente de luz, nos permite obtener una imagenespecular o indirecta de la zona estudiada),microlaringoscopia (similar a la anterior,incorpora un microsopio), fibroscopia flexiblle(utiliza un endoscopio de fibra óptica flexible quelleva incorporado una fuente de luz.) ytelelaringoscopia (utiliza un endoscopio rígido quelleva incorporado un sistema óptico y una fuente de luz).

Laringoscopia directa: la exploración se realizamediante el empleo de instrumental que permitevisualizar de forma directa la laringe. Requiere delempleo de anestesia general.

Rinomanometría

Es la exploración que mide los flujos y resistencias mecánicas que ofrecen las fosas nasales al ser atravesadas por la columna de aire en las distintas fases de la respiración, lo que permite valorar de manera objetiva y cuantitativa el grado de permeabilidad de las mismas.

Según los aparatos utilizados y su mecanismo de funcionamiento, existen varios tipos de rinomanometría. El más habitual en la práctica clínica, y del que disponemos en nuestra consulta, es la rinomanometría anterior activa informatizada.

Es una prueba no invasiva, fácil de realizar, y permite el archivo de resultados para poder compararlos con otros obtenidos posteriormente, como después de una cirugía o de otro tratamiento nasal.